italento | Coherencia Cardiaca. Conexión entre Corazón y Cerebro
22
post-template-default,single,single-post,postid-22,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

Coherencia Cardiaca. Conexión entre Corazón y Cerebro

04 Oct Coherencia Cardiaca. Conexión entre Corazón y Cerebro

La Organización Mundial de la Salud celebra el 29 de septiembre el Día Mundial del Corazón, y desde Italento también queremos celebrarlo contigo informándote del concepto de Coherencia Cardíaca.

En los últimos años los hallazgos científicos en neurocardiología, han descubierto que el corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo. Hoy sabemos que el  corazón envía mucha más información al cerebro que el cerebro al corazón. La comunicación es neurológica mediante los impulsos nerviosos,bioquímica mediante hormonas y neurotransmisores y biofísica a través de onda de pulso. Por tanto, el corazón se comunica de forma muy estrecha con las zonas del cerebro encargadas de la regulación de las emociones y la fisiología del organismo.

Gracias a esta conexión entre corazón y cerebro, el cambio en la actividad en uno de estos dos órganos puede ejercer un profundo impacto en el funcionamiento del otro.

De esta forma, no es sorprendente encontrarnos con que las emociones que sentimos se reflejen de una forma directa en nuestro ritmo cardíaco. Por ejemplo, ante el miedo, la ira o el estrés el corazón late de una forma caótica y altamente irregular. Pero como los lazos entre este órgano y el cerebro son recíprocos, esta desorganización en el ritmo de los latidos producida por las emociones negativas acaba afectando al cerebro y al resto del cuerpo, perjudicando y dificultando su correcto funcionamiento.

Y, por el contrario, con las emociones positivas el corazón adquiere un ritmo regular y armonioso que a su vez facilita la disminución del estrés y nos ayuda a alcanzar el equilibrio en la actividad del resto de los sistemas del organismo. A este estado de armonía en el ritmo cardíaco se le conoce con el nombre de Coherencia Cardíaca, en el cual los sistemas nervioso, cardiovascular, endocrino e inmune del organismo trabajan de una forma eficaz y óptima. Coherencia es la base del rendimiento y de la salud.

¿Cómo podemos entrar en el estado de coherencia cardíaca?

Lo interesante es que las personas podemos aprender a entrar voluntariamente en este estado de Coherencia Cardíaca a través del control de nuestro propio ritmo cardíaco. Aunque a simple vista nos pueda parecer imposible ser capaces de regular los latidos del corazón de una forma consciente.

El uso de técnicas y tecnología de biofeedback  nos permite observar nuestro ritmo cardíaco y entrenarnos en  Coherencia Cardíaca. Esta tecnología registra nuestros latidos y nos devuelve  una información sencilla mediante gráficos en la pantalla de un ordenador. De esta forma, podemos tomar conciencia sobre el funcionamiento de nuestro propio corazón y empezar a controlarlo a través de un entrenamiento pautado de respiración e imaginación. Observaremos los cambios en el ritmo de nuestros latidos en el mismo momento en que éstos suceden y sabremos cuándo nos acercamos al estado de Coherencia Cardiaca, reforzando y facilitando el aprendizaje de esta capacidad. Finalmente, seremos capaces de entrar en este estado de una forma rápida y sencilla cuando lo necesitemos, como ante una situación difícil, en momentos de alta tensión o estrés o cuando necesitemos rendir a un mayor nivel.

Aprender a entrar en Coherencia Cardíaca nos ayuda a controlar y gestionar el estrés y las emociones negativas como la depresión, la ira y la ansiedad, facilitando, además, un mejor funcionamiento cerebral con efectos positivos en la salud. Así la utilidad de esta técnica va mucho más allá, el mundo del deporte, de la empresa, y de la alta dirección también obtienen un enorme provecho mediante su uso, gracias al autocontrol y la mejora en el funcionamiento cognitivo, aumento de la atención, disminución de errores, memoria, claridad mental y creatividad.

En  Italento formamos y entrenamos en esta novedosa y eficaz técnica para beneficiarte de todos los efectos positivos que otorga.  Muchas empresas y personas  ya están obteniendo estos beneficios.

Beneficios de la práctica de la Coherencia Cardíaca:

  • Conseguir mayor autocontrol y capacidad de decisión.
  • Reducir la fatiga e incrementar la energía.
  • Sensación de tranquilidad, paz y bienestar.
  • Reducción y manejo efectivo del estrés y la ansiedad.
  • Pensar con mayor serenidad.
  • Potenciar el funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Mejora del estado de salud.
  • Tener un mayor control sobre las situaciones de tensión propias y las de otras personas.
  • Descenso de la tensión arterial.

Si quieres crecer profesionalmente, vivir y envejecer mejor en nuestro agitado día laboral,  llámanos.

Pedro Pavón